La CR LLíria inaugura la estación de bombeo solar del Pozo Llíries, que permitirá ahorrar más de 419.000 KWh al año

La Comunidad de Regantes de Llíria ha inaugurado la estación de bombeo solar fotovoltaico de uno de los pozos Llíries, proyecto que permitirá ahorrar un total de 419.217 KWh de energía.

Asimismo, se estima que este nuevo sistema conllevará una reducción de emisiones de 149,2 tCO2 al año, lo que equivaldría a la plantación de 209 árboles.

Este proyecto, que cuenta con la cofinanciación de la Generalitat Valenciana, a través de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, ha representado una inversión total de 629.431€.

El elevado coste de la energía está mermando la rentabilidad de muchos cultivos, por lo que se hace cada vez más necesarios que los agricultores incorporen las energías renovables para mantener y aumentar su competitividad, reduciendo los costes energéticos.

Por ello, la Comunidad de Regantes de Llíria se propuso la instalación de un sistema de energía solar fotovoltaico aislado (con un total de 1.160 paneles solares y una potencia de 275W cada uno), que da suministro a una bomba sumergida de 220 KW de potencia, así como mejoras en el sistema de telegestión de las instalaciones existentes en la batería de bombeo de los pozos Llíries.

El proyecto ha integrado una serie de innovaciones estructurales que han supuesto una propuesta ecológica, con una ejecución de obra más rápida y una mayor seguridad y calidad en la obra entregada. Así como unas innovaciones telemáticas que permiten gestionar automáticamente los arranques y paros de las bombas y minimizar los falsos arranques, detectando el paso de nubes, con los que se reduce notablemente el consumo y se amplía la durabilidad de la bomba.

El acto de presentación de estas instalaciones ha contado con la presencia del secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero; el director general de Agricultura, Roger Llanes, y el alcalde de Lliria, Manuel Civera, entre otras autoridades.

Los encargados de redactar este proyecto han sido los ingenieros agrónomos Santiago Guillem, de la empresa Gestión y Organización Tecnica Agraria, SL, y Rafael Poquet, de Energy Management Innovation. Por su parte, las empresas que lo han ejecutado son Coarval Riegos, SL como contratista, y Veolia e Inelcom Technology como subcontratistas.